Javier Dante Freire Bustos nació el 22 de agosto de 1966 y realizó sus estudios de bachillerato en el colegio La Salle de la ciudad de La Paz, tiene formación en las áreas de derecho (graduado por Excelencia) y Sistemas, cuenta con estudios de post grado en Gerencia Estratégica de Calidad para Organizacionales de Éxito y en Educación Superior.

Ha desarrollado su carrera profesional en diferentes entidades de la Administración Pública y cuenta con 27 años de experiencia profesional, concentrando su capacidad y experiencia de los últimos 10 años en la implementación y desarrollo de empresas públicas desde el Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (SEDEM), donde se ha desempeñado como Gerente Técnico de la Empresa Boliviana de Almendra y Derivados, generando importantes utilidades para la empresa, fue Gerente de Investigación y Desarrollo del SEDEM; asimismo, fue Director General de Desarrollo Industrial a Mediana y Gran Escala en el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

También cumplió funciones como Asesor de la Presidencia Ejecutiva de la Administradora Boliviana de Carreteras y como Jefe del Departamento de Administración y Servicios del Instituto Nacional de Estadística y ha sido consultor para diferentes programas en la Prefectura del Departamento de La Paz, en el Fondo Nacional de Desarrollo Regional, en el Gobierno Municipal de la Paz y en la Corporación Regional de Desarrollo de La Paz.

Forma parte del plantel docente de la Universidad NUR Regional La Paz durante los últimos 7 años, en la carrera de Derecho.

Se desempeña como Gerente Ejecutivo de la Empresa Boliviana de Alimentos y Derivados, designado por el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, desde el 1 de septiembre de 2018, cuando EBA inicia sus operaciones.

Durante todo este tiempo ha demostrado su compromiso con la calidad y la eficiencia en el desempeño de sus funciones, es un convencido de que el Estado tiene la capacidad de crear y desarrollar empresas basándose en la transparencia de las acciones, en el conocimiento de los complejos productivos, y en la importancia de mejorar la calidad de vida de las bolivianas y los bolivianos que participan en ellos.